Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Sonia Bejarano: “Seguiré apostando por aquello que me haga ilusión”

Sonia Bejarano es atleta y cacereña. Comenzó su andadura en el atletismo con tan solo 15 años y desde entonces no entiende su vida sin el deporte. Compaginando su vida personal con la deportiva, Sonia ha conseguido terminar sus estudios universitarios, máster y doctorado. Ha sido 14 veces internacional con la selección absoluta y con algunos éxitos nacionales e internacionales. Sonia Bejarano es una de las atletas integrantes del proyecto Patrocina un Deportista, donde hemos tenido la oportunidad de charlar con ella y conocerla un poco más.

¿Qué significa para ti pertenecer a un proyecto como Patrocina un Deportista?

Es un honor ser parte de un equipo de trabajo que nace con el objetivo de materializar los proyectos deportivos de deportistas. Formar parte de los atletas elegidos en este equipo supone además una inyección de motivación extra. Patrocina un Deportista ha entendido mi proyecto como ambicioso, interesante y además me valoran por mi nivel deportivo. Me siento privilegiada.

¿De qué manera influyen los patrocinadores en la actividad deportiva de un deportista?

Los patrocinadores influyen de manera directa en la capacidad que pueda tener un deportista para afrontar o proponer un proyecto deportivo. En la medida que un deportista disponga de más recursos (pueden ser materiales, servicios o de disponibilidad de tiempo), podrá apostar por un proyecto más ambicioso.

¿Echas de menos más apoyo de las empresas?

Lo cierto es que no todo el deporte federado está preparado para asumir la publicidad de patrocinios privados (en la ropa de competición por ejemplo, no todos los deportes tienen un espacio personal para exhibir publicidad). Hasta ahora hemos subsistido a base de subvenciones y esa exhibición publicitaria no era necesaria. Pero actualmente, aunque las ayudas públicas siguen siendo importantes, no son suficientes y entra en juego el apoyo de empresas privadas. Hay que dejar que entren para el bien de la evolución y desarrollo del deporte español.

Por otra parte, cada vez van siendo más las empresas que ven la posibilidad de apostar por la figura del deportista como estrategia de marketing. Sin embargo, este camino está por explotar quizás porque la misma empresa no termina de integrar la figura de deportista como posible herramienta con un retorno de inversión (ya sea en imagen, publicidad o ventas). A través de programas como Patrocina un Deportista, es mucho más sencillo que la empresa pueda elegir al deportista adecuado en función de las necesidades corporativas.

¿De qué modo crees que se pueden relacionar el mundo de la empresa con el del deporte?

Como deportista sé lo que es trabajar como autónomo desde los 15 años. Entiendo perfectamente que si no entreno, no trabajo, pierdo posibilidades de ganar y por ende de conseguir un premio económico. Además, por mi trabajo, deportista, estoy acostumbrada a que entrenar (trabajar) y esto no es sinónimo de percibir una remuneración, no se tiene en cuenta el tiempo empleado sino las capacidades manifestadas en un resultado conseguido, un objetivo realizado.

Creo que no hay sistema más duro que al que se enfrenta un deportista. Estamos acostumbrados a hacer apuestas, inversiones importantes por un objetivo sobre el que no tenemos certezas de conseguir. Empleamos cada día todo nuestro esfuerzo, energía y nuestro ser en nuestra empresa. Por eso no me resulta difícil entender lo que siente un empresario que abre su negocio y vive las 24 horas del día pendiente de él. Es justo lo que yo hago ahora mismo con el mío. Cuando como, cuando descanso, cuando trabajo en otra cosa que no es entrenar… todo pensamiento gira en torno al objetivo deportivo planteado. Ese es nuestro trabajo, nuestra empresa.

¿Qué valores puede aportar un deportista al mundo de la empresa?

El deportista entiende perfectamente lo que es trabajar por objetivos. Le gusta rentabilizar el tiempo y creo que necesita tareas de consecución definidas para sentirse valioso. En general creo que todas las personas trabajarían mejor por objetivos pero no es algo usual. La motivación para un deportista (y para cualquier trabajador) es vital, es necesaria para aprovechar su capacidad de superación, entrega y en definitiva, su talento.

¿Cuál es tu próximo objetivo deportivamente hablando? ¿Y el próximo sueño?

Tengo muchos sueños y no sé si me va a dar tiempo a cumplirlos todos pero seré feliz intentándolo sin prisas. Estos sueños están relacionados con el atletismo (maratón, 10.000 m, cross…), hasta duatlón y triatlón de media y larga distancia. De momento estoy muy ilusionada con mi proyecto actual y seguiré apostando por aquello que realmente me haga ilusión y  suponga un reto personal que me motive lo suficiente como para hacerme salir cada día de mi zona de confort.

También puedes leer la entrevista en:

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*